revista de prensa - 
Artículo publicado por Lunes 27 Febrero 2012 - Ultima modificación el Lunes 27 Febrero 2012

La reseña de la prensa francesa del 27 de febrero de 2012

Por Jordi Batallé

Las elecciones presidenciales de la ya próxima primavera en Francia siguen ocupando editoriales y portadas de la prensa francesa de hoy que al cierre no ha alcanzado publicar sin duda el éxito histórico de la película “The artist” en la entrega de los oscars de Hollywood.

“Suburbios, el gran olvido de las presidenciales”, es el titular de primera plana de Liberation, que explica que desde los barrios periféricos del norte de Paris hasta los arrabales de Marsella la desilusión sucede a la revuelta en barrios mantenidos al margen de la campaña.

Para Paul Quinio, quien firma el editorial de Liberation, la confianza de los ciudadanos en la política ha sufrido en los suburbios de las grandes ciudades, más que en ninguna otra parte, de las palabras sarkozystas. Palabras que hieren, que marcan, pero sobre todo, las que muestran la omnipotencia del jefe del estado, que causan estragos. En los suburbios reinaba la revuelta. Hoy, y quizás sea peor, reina el desencanto. El alza de la participación en las pasadas elecciones presidenciales del dos mil siete, corre el riesgo de ser la excepción que confirma la regla que prevalece en esos territorios a menudo olvidados de la republica: una abstención masiva.

La mayoría de candidatos evitan abordar el tema en su campaña. Pero todos visitaran los suburbios, alimentando la ilusión de sus habitantes en la campaña. La cuestión de la deuda, la crisis del euro, las finanzas publicas, la política de empleo, ocupan el lugar que merecen en los debates.

No se puede decir lo mismo de los barrios llamados “difíciles”. La campaña será de nuevo una ocasión desperdiciada. Un tema que merecería, considera Liberation, un debate nacional: el de la escuela y el esfuerzo que la colectividad esta dispuesta a consentir para que los alumnos de las zonas desfavorecidas sean, de nuevo, hijos de la Republica.

-Y en campaña, la tensión aumenta entre los grandes candidatos…

Pues si eso es lo que apunta le Fígaro en su primera plana, en la que podemos leer el titular “Sarkozy-Hollande: duelo a puñaladas” considerando que el jefe del Estado apuesta por un cara a ara, con el candidato socialista para eludir la campaña anti-sarkozysta llevada a cabo por el Partido Socialista.

En su editorial, Paul Henry du Limbert, explica que cuando Nicolás Sarkozy explica a sus amigos que puede romper pronósticos y batir a François Hollande, no esta dándose ánimos ni haciendo profecías “autorealizantes”. Este sentimiento es fruto de una atenta observación.

El candidato socialista quiere convertir las presidenciales en un referéndum, introduciendo en las mentes la idea que solo una cuestión se plantea a los franceses: “¿Quiere usted echar a Nicolás Sarkozy del Eliseo?” Los sondeos para la segunda vuelta muestran que los franceses acogen favorablemente, la “pregunta escondida”. Pero todavía quedan dos mesas antes de la cita electoral.

¿Que puede pasar hasta entonces? Se pregunta Le Fígaro: Es de suponer que los franceses se pregunten sobre lo que propone el que plantea tamaña pregunta. Y Nicolás Sarkozy espera con impaciencia ese momento por que François Hollande lo espera con inquietud, ya que deberá defender algo más que el “anti-sarkozysmo”.

Y aunque es una política, que seguro tiene sus partidarios, concluye Le Fígaro, hay que reconocer que no tiene mucha relación con los desafíos colosales a los que Francia, pequeño país en un vasto mundo, deberá enfrentarse los años próximos.

Pero ¿tienen remedio esos desafíos?…

Pues no lo sabemos, aunque Le Monde publica en su primera plana lo que llama “Las recetas del Doctor Roccard”, en las que el antiguo primer ministro socialista pone los puntos sobre las is.

Para Roccard, hablamos de nuestros pequeños asuntos sin querer mirar al resto del mundo, y las amenazas mas graves nos vienen del exterior. El capitalismo ha entrado en una profunda crisis y no es pensable una vuelta a la normalidad. Nada será como antes.

¿Pero quien habla de ello en la campaña? se pregunta el líder socialista. La derecha miente cuando dice que trabajando mas se volverá al crecimiento económico. No es cierto. Es ahí donde la izquierda debe entablar batalla. Hemos olvidado ser radicales en nuestra manera de pensar, concluye Roccard en Le Monde. Esto nos frena en la búsqueda de nuevas regulaciones.

tags: Revistas de prensa
Comentarios
Enviar un comentario nuevo
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
CAPTCHA
Esta pregunta sirve para verificar que usted es una persona y evitar el envío automático de spam.
Cerrar