Vea el reportaje 'Colombia: con balas reales'  - 
Artículo publicado por Miércoles 20 Junio 2012 - Ultima modificación el Martes 26 Junio 2012

La guerra colombiana filmada por el periodista Roméo Langlois

Fotograma del documental de Roméo Langlois. En el centro, el capitán Gómez.
Fotograma del documental de Roméo Langlois. En el centro, el capitán Gómez.
France 24

Por RFI

Aquí puede visionar el reportaje de Roméo Langlois a partir de 3'07 minutos. La cadena de televisión internacional France 24 presentó este miércoles 20 de junio el documental del periodista francés. 'Colombia: con balas reales' relata la emboscada de la guerrilla el pasado 28 de abril durante la cual fue capturado Langlois y varios militares murieron.

Entrevista a Roméo Langlois

El periodista francés nos habló del documental que será presentado este miércoles por France 24 (http://www.france24.com/fr/).

 

20/06/2012 por Jordi Batallé

Colombia, con balas reales

El reportaje de Roméo Langlois Colombia: con balas reales empieza a las cinco de la madrugada en la base militar Larandia, en Caquetá, el 28 de abril pasado. El propio Langlois nos explica en la narración que los militares llaman a ese departamento del sur del país “el Vietnam colombiano”. Las imágenes de varios hombres que van a embarcarse en dos helicópteros de combate da la impresión, efectivamente, que se trata de un país en guerra.

Sin embargo, durante la emboscada que cuesta la vida a cuatro militares –“17, según la guerrilla” precisa el documental–, el enemigo es invisible. Durante los 27 minutos que dura el documental no se ven los rostros ni los cuerpos de los guerrilleros.

Éstos van manifestando su amenazante presencia a través de ráfagas de ametralladora cuya intensidad va aumentando paulatinamente. El espectador adivina que los guerrilleros se acercan porque el rostro de los militares va revelando una creciente inquietud. Sólo algunos militares, en ciertos instantes, alcanzan a verlos en medio de la tupida vegetación donde tiene lugar el enfrentamiento.

A pesar de la esperanza de un apoyo aéreo que efectivamente llega pero se revela ineficaz, los hombres están solos frente a su trágico destino. El capitán encargado de la misión admite en un momento con una mezcla de miedo y resignación: “Nos le metimos a un cabecilla”. Es decir, traduce Langlois, que están en terreno de un jefe de las FARC.

El documental termina poco después de que el periodista resulta herido en un brazo y el sargento Cortez, el militar encargado de escoltarlo, muere a su lado. La cámara de Langlois queda por tierra, filmando el césped. El periodista será capturado instantes después y permanecerá en poder de la guerrilla durante 33 días.


Jordi Batallé entrevistó a Romeo Langlois sobre “Colombia: con balas reales”. A continuación algunos extractos, pero también puede escuchar la entrevista en su integralidad. 

¿Es su documental una forma de rendir homenaje a la difícil tarea del ejército colombiano?

Sí, yo creo que es una forma de rendir homenaje a hombres que fueron valientes, que se portaron muy bien conmigo, que me dejaron grabar todo, lo que no siempre pasa. Pero más que un homenaje a una corporación como es el ejército, es un homenaje a los hombres con los que yo he estado, que fueron muy valientes, y murieron por una causa en la que tal vez creen. El sargento Cortez me dijo una cosa que me impactó mucho. Me dijo que la familia de él sufre porque él hace un trabajo muy peligroso, se arriesga y siempre los deja solos. Eso es exactamente lo que hace uno como periodista de guerra con la familia.

En Colombia se critica a la prensa extranjera por dar una visión romántica del conflicto. ¿Qué piensa?

Es una crítica completamente absurda. La prensa extranjera muestra, al contrario, una imagen muy cruda, muy triste, muy dura del conflicto. Los periodistas colombianos son muy buenos periodistas que corren muchos riesgos, pero llevan 30 o 40 años que los matan, los amenazan. Y cuando no es a ellos, amenazan a los directores de los medios. Por eso tienen que bajarle un poco el tono a lo que dicen, muchas veces en razón de intereses políticos. La prensa extranjera tiene la misma imagen del conflicto que la prensa colombiana pero la prensa extranjera sí lo puede expresar.

¿Tuviste ocasión de rodar en el campamento de las FARC?

Muy poquito. Unos días antes de salir, me llegó un jefe con la cámara, al que pude entrevistar. Era una entrevista muy interesante porque era el rehén que entrevistaba al jefe guerrillero que me tenía de detenido sobre las razones de mi detención. Y sobre otras cosas más, la coca, sobre sus razones de lucha, sobre el combate. Sí, fue bastante surrealista que yo, no sé si como secuestrado, pero como detenido más bien, hiciera preguntas a la persona que de alguna manera me tenía detenido.

¿Te dolió la recuperación política de tu secuestro?

Supremamente. Desde el principio entendí que me tocaba tener paciencia porque me iban a guardar un rato. Primero, para entregarme al nuevo presidente francés, entonces perdí quince días. Y después para hacer un show político con mi entrega. Entonces por supuesto me sentí sumamente humillado, instrumentalizado, ya no era una persona libre. Además de ser un detenido era como un bufón que utilizaban para hacer política. Obviamente me dolió mucho. Pero decidí pasarme de esto y hasta perdonar. Ellos me presentaron excusas públicas. Yo creo que todo esto puede ser útil para Colombia. Porque si los colombianos quieren algún día hablar con la guerrilla y hacer una negociación, les tocará escuchar lo que tiene que decir la guerrilla. Porque si la guerrilla secuestra personas, es porque nunca tienen la tribuna política para expresar sus ideas.

¿Lo que rodaste puede ser la base para otro documental?

Si, la idea es hacer otro documental largo, para entender todo lo que pasó, contar cómo fue mi detención, el combate, los juegos políticos en torno a mi detención y el trabajo de muchos amigos que han estado en el terreno, que han corrido riesgos, incluso físicos. Quiero que ese trabajo sea un homenaje a lo que han hecho ellos.
 

Comentarios (10)

La guerra es triste en todas

La guerra es triste en todas pertes, pero siempre hay personas valientes que la afrontan y buscan el bienestar para la patria no soy colombiano pero pienso que los soldados y policias colombianos lo estan haciendo bien y les deseo la mas sincera suerte y que sigan adelante, no hay un beneficio que no tenga un sacrificio y no hay sacrificio sin beneficio y el beneficio es luchar para lograr la paz

Es muy triste ver al sargento

Es muy triste ver al sargento morir por proteger al Sr. Langlois. Creo que el otro soldado tambien es herido. El mismo corre riesgo por solo estar ahí and termina secuestrado un mes. Ojala, que cualquiera que sea el resultado de su trabajo, no se traduzca en un documental light o un pseudofilm the acción en las selvas colombianas. Las familias de estos soldados y los colombianos están cansado de aquello.

Triste Guerra

Es triste ver como nuestros soldados compatriotas dan su vida por tratar de debilitar organizaciones terroristas como la del video, y nuestros campesinos como producto de la falta de oportunidades del campo de nuestra patria se ven abocados a vivir de sembrar plantas de coca y producir pasta de cocaina, es trite tambien darse cuenta que si se envia el apoyo que el coronel pidio y que no le autorizaron por quien sabe que razones, tacticamente las fueszas antinarcoticosse habrian favorecido, talvez ni siquiera se habrian presentado muertos, y se habria evitado el sow mediatico de los terroristas con el secuestro del periodista Langlois, creo que es tambien este video permitira a los politicos corruptos que solo pienzan meterle micos a la reformas como la de la jsuticia, que reflexionen de lo que estan haciendo y no se aprobechen de las oportunidades de lejislar a su favor y el de los terroristas, sino que trabajen para contruir un estado con equidad, sin corrupcion, y con oportuniddes para todos.

DESINFORMACIÓN

SIENTO LA PENA DE QUIENES YA NO PUEDEN COMPARTIR CON SUS SERES QUERIDOS A CAUSA DE NUESTRO ETERNO CONFLICTO Y REPUDIO A QUIENES PRETENDEN OCULTAR LA VERDAD CON SUS MANOS.
Esto no es más que un segmento y muy fragmentado, de un conflicto en el que se disputa el poder y lo que gira en torno a él. Un material que se suma a los utilizados por los medios de comunicación colombianos y por qué no, por los medios de comunicación internacionales con principios dominantes, para continuar desdibujando la imagen de un grupo que ilegitimado por las políticas del estado, e imposibilitado para manifestar sus demandas, no encuentra otra forma de incidir en la vida pública y de luchar en contra de los intereses capitalistas neoliberales distinta a la vía armada. No sabemos qué es lo que ocurre realmente y no lo lograremos saber, si continuamos tomando como hasta ahora, cada una de las partes de ese "todo" del conflicto bélico Colombiano para analizarlas aisladamente, olvidándonos además, de las relaciones y de esos aspectos en común que conservan intrínsecamente entre unas y otras.

Es verdad lo que dice

Es verdad lo que dice Langlois sobre los medios Colombianos. Para nosotros estas muertes no son mas que números. Tantos del ejercito heridos, tantos muertos, lo lamentamos. Tantos guerrilleros heridos, tantos guerrilleros muertos, esperamos que sean mas que los del ejercito y de ser así lo celebramos. Olvidamos que ellos son hijos, hermanos, nietos vecinos, amigos de alguien. Cada uno de ellos tiene una historia una familia, un pasado, un presente, y pudieron tener un futuro. La finalidad de este operativo uno mas de los tantos que deben haber en el país diariamente es debilitar el músculo financiero de estos grupos terroristas. Pero yo me pregunto si es la única forma. La comunidad internacional también tiene incidencia sobre esto. Y con "esto" me refiero a las drogas.

colombia

langlois es un hombre muy baliente al desplegarse junto con el ejercito sin saber si ba a regresar ono. lo mas triste de este video es la muerte de los que le acompañan. y muy triste pero esta es colombia y sus alrededores.

Es una evidencia

Es una evidencia sencillamente impactante, cruel, viva, de lo que es la realidad en el campo colombiano. Los pobres, el abandono,la guerra, la mismísima guerra. No es que estemos peor ahora, es que nunca hemos estado mejor. Yo viví en cuerpo propio este tipo de acciones en el 96 en el conocido sur de Bolivar (a una hora y media de Cartagena) y la realidad hoy es igual.

LEAL A SUS PRINCIPIOS!

Me pareció que fue muy profesional cuando no aceptó el arma y se resigno a ser un espectador del combate; pero en sus comentarios no consigue apartar sus ideas con respecto al tipo de conflicto que sufre Colombia y genera confusión en cuanto a las responsabilidades de nuestro drama. Hasta ahora él ha vivido una pequeña parte de nuestro conflicto, pero se siente con mucha autoridad para describirlo y, creo, esta labor no la podria conseguir ninguna persona en el mundo. El conflicto colombiano tiene muchas verdades: La de los campesinos; la de los, que sufrimos menos, vivimos en las ciudades; la de los cabecillas de las FARC; la de los Politicos; la de los combatientes (guerrilleros y militares) y finalmente la de los periodistas. Como evidencia del nivel de barbarie que se evidencia en nuestro pais, es un maravilloso y triste documento; pero como espejo del trasfondo del problema, se queda muy corto.

Toda guerra se degrada y se

Toda guerra se degrada y se torna grotesca, la colombiana no es la excepción.

Y en efecto, como lo dice Langlois, aquí la guerra es un gran juego, en donde el balón de futbol se lo disputan muchos equipos de diversas y variadas divisiones, y la sociedad civil simplemente es una tribuna que no tiene acceso a la pelota ni a los jugadores, que además son marionetas de un subjuego aún mayor.

El caso colombiano es además un conflicto económico - social, incluso cultural, por cuanto en las guerrillas también se reclutan a indígenas y afros.

Y claro, los medios oficiales, son grandes responsables en este conflicto, por todo lo que dicen o dejan de decir, ahí Langlois igualmente le pega.

LUIS REMIGIO SOLORZA ROMERO

! CUIDADO, PUEDEN DESATAR LA

! CUIDADO, PUEDEN DESATAR LA IRA DE uRIBE ¡

Enviar un comentario nuevo
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.
CAPTCHA
Esta pregunta sirve para verificar que usted es una persona y evitar el envío automático de spam.
Cerrar