ECONOMÍA/EUROPA - 
Artículo publicado por Martes 31 Enero 2012 - Ultima modificación el Jueves 02 Febrero 2012

Krugman: "El resultado de esta política de austeridad es la recesión que se avecina"

Paul Krugman, premio Nobel de Economía de 2008.
Paul Krugman, premio Nobel de Economía de 2008.
Wikimedia Commons/Prolineserver

Por Mariana Castaño

El premio Nobel de Economía de 2008, el estadounidense Paul Krugman, criticó este martes, 31 de enero, en París las políticas de austeridad de los gobiernos europeos. En su lugar, el economista propuso moderación salarial, un aumento del dinero en circulación en la zona euro y permitir que suba la inflación hasta el 4%.

En el refinado marco de la Casa de América, en pleno barrio parisino de Saint Germain de Prés, algo más de un centenar de hombres de las finanzas se dieron cita para escuchar a uno de los economistas más influyentes del mundo. Paul Krugman, profesor estadounidense premiado con el Nobel en 2008, dio una conferencia invitado por Lunalogic, un gabinete de consultoría financiera.

A las ocho de la mañana, los corrillos se deshacen cuando Krugman entra en la sala de conferencias con la mochila al hombro y un aire casual, que contrasta con la sobriedad del lugar y el auditorio. El profesor de Princeton no tiene delante a sus alumnos sino a profesionales de la inversión, que conocen los entresijos del mundo financiero y que ha pagado algo más de 500 euros, por persona, por asistir al evento. Sin más rodeos, Krugman comienza a hablar de lo que todos esperan escuchar, su visión de la crisis que azota la zona euro y, en menor medida, Estados Unidos.

Para el profesor Krugman, la especificidad de la crisis europea no hay que buscarla en la mala gestión fiscal y el sobreendeudamiento público, que hayan podido hacer los países del sur, a los que se refiere como los GIPSIs (Grecia, Italia, Portugal, España e Irlanda). El verdadero mal de Europa, aseguró, es “un serio problema de competitividad, de flujos de capital y de deuda privada”.

A mal diagnóstico, mal tratamiento

Krugman atacó fuertemente las actuales políticas de austeridad que se están llevando a cabo en Europa y que, según él, se han convertido en parte del problema. "Los GIPSIs suponen un tercio del PIB de la zona euro, no hablamos de una pequeña parte, sino que un tercio de la zona euro está siendo obligada a aplicar una durísima austeridad”, aseguró. “En cuanto al resto, tenemos Francia que no tiene los mismos problemas y que también está apostando por la austeridad fiscal y Alemania, también”, continuó para terminar sentenciando que “el resultado de esta política de austeridad es la recesión económica que se avecina en Europa".

En contra de las actuales políticas que aplican los gobiernos europeos de reducción de gastos y subida de impuestos, Krugman propone otras salidas: “continuar con la austeridad, pero no tan severa y solo en los países más endeudados, pero a la vez hacer políticas de gasto, de expansión en la zona euro”. Así, insistió en que “el Banco Central Europeo debería bajar a 0% los intereses a corto plazo, comprar deuda, y, lo más importante, permitir una inflación de un 4% en los próximos cinco años."

Sin embargo, la inflación es sinónimo de subida de precios y la moderación salarial, que también propone Krugman, no es tampoco una medida popular que a los políticos les guste tomar. Aún así, el economista está convencido de que esa es la manera de salvar el euro por el bien de la economía, "porque el proyecto europeo es mucho más que el euro y porque la economía tiene otras implicaciones”. “No solo estamos hablando de una crisis económica y financiera, estamos hablando de una crisis social y política en marcha”, afirmó.

Retrocesos democráticos

Krugman alertó de lo que, en su opinión, podría pasar en Europa si esta situación de crisis e inminente recesión continúa. Así habló de la situación de Hungría, donde el gobierno conservador ha llevado a cabo una serie de reformas rechazadas por sus socios europeos porque van en contra de los principios democráticos de la Unión. “Estamos ante un retroceso democrático en el corazón de Europa y no va a ser el último caso que se produzca si esta situación se mantiene; miren lo que pasa en España con un paro juvenil del 50%”.

El Nobel advirtió de lo que para él es un “regreso de los viejos fantasma” en Europa, al referirse a “la discusión en torno a la estúpida idea de Alemania de poner bajo tutela el sistema fiscal de Grecia”. “Esto no se puede aceptar, son los viejos fantasmas de hace 80 años que están resurgiendo y los europeos no quieren vivir esa pesadilla, así que necesitamos mejores políticas económicas”, sentenció Paul Krugman.

tags: Crisis financiera - Premio Nobel
React to the article
Commentez cette article en tapant votre message dans la zone de texte. Le nombre de caractères est limité à 1500 ou moins.
(0) Reaction
Cerrar