Argentina - 
Artículo publicado por Viernes 04 Mayo 2012 - Ultima modificación el Sábado 05 Mayo 2012

Argentina expropia Repsol con un amplio respaldo del Congreso

Los diputados Victoria Donda y Victor de Gennaro, foto en el Congreso argentino, 3 de mayo de 2012.
Los diputados Victoria Donda y Victor de Gennaro, foto en el Congreso argentino, 3 de mayo de 2012.

Por RFI

Repsol ya es de nuevo Argentina. Los diputados sancionaron este jueves 3 de mayo la ley aprobada por el Senado que expropia a la española Repsol el 51% del capital de la petrolera YPF. Radicales, socialistas y otras fuerzas de izquierda acompañaron al peronismo en la iniciativa lanzada por la presidenta Kirchner.

Abrumadora mayoría de 207 votos afirmativos, escasamente 32 negativos y seis abstenciones, cosechó en la cámara baja este jueves la iniciativa que renacionaliza YPF. La votación hizo estallar festejos de activistas con cánticos y carteles en las galerías del recinto. Una multitud agitó banderas y arrojó fuegos artificiales alrededor del Palacio del Congreso.

Argentina confía en el impacto que pueda causar esta demostración de unidad nacional en el extranjero. La iniciativa enviada por la presidenta Kirchner mereció represalias comerciales de España y duras advertencias en defensa de las inversiones extranjeras de Estados Unidos y de la Unión Europea.

El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García Margallo, deseó la víspera en Madrid que Argentina siga el ejemplo de Bolivia en la expropiación de la filial de Red Eléctrica (REE) y pague “un justiprecio” por YPF. En Argentina el precio de expropiaciones lo fija el oficial Tribunal de Tasaciones.

La ley transfiere al Estado el control de la compañía (51%), intervenida desde el 16 de abril, y disminuye el capital de Repsol de 57,43% a 6,43%, en tanto que el local Grupo Petersen conserva su 25,46% y el mercado bursátil retendrá su 17,09%.

Queda por demostrar, sin embargo, que ahora que YPF está bajo control del estado argentino, éste será capaz de solucionar los problemas energéticos del pais. De hecho, el bloque de 11 miembros que votó en contra fue el del partido Propuesta Republicana (PRO, derecha), cuya representante, Paula Bertol, dijo que “se busca tapar la pésima política energética del gobierno”.

El gobierno español del presidente Mariano Rajoy condena la expropiación y reclama más de 10.000 millones de dólares de indemnización, además de anunciar que llevará el caso a los tribunales y que cancelará importaciones de casi 1.000 millones de dólares de biodiésel argentino.

El viceministro argentino de Economía, Axel Kicillof, ha dicho que “no les vamos a pagar lo que ellos quieren. Están dejando en YPF una deuda de 9.000 millones de dólares”.

 

React to the article
Commentez cette article en tapant votre message dans la zone de texte. Le nombre de caractères est limité à 1500 ou moins.
(0) Reaction
Cerrar